Maneras de reducir tu huella de carbono al viajar

¿Cómo puedes viajar de una manera más respetuosa con el medio ambiente?Aquí te compartimos algunos consejos para reducir tu huella de carbono en tus vacaciones o salidas de fin de semana.

Para quienes amamos salir de viaje, cada salida se convierte en una de las experiencias más emocionantes y enriquecedoras. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que estas aventuras también pueden ser perjudiciales para el ambiente. El turismo desmedido e irresponsable es considerado como uno de los factores que ha contribuido a la crisis climática, así como la pérdida de biodiversidad y el desequilibrio ambiental.

Nunca ha sido más crítico asegurarnos de viajar conscientemente y reducir nuestro impacto en el ambiente. Hoy en día, una de las formas más significativas en que podemos hacerlo es reducir nuestra huella de carbono. Aquí te compartimos 11 formas de hacerlo:

1. Alternativas a volar

El transporte, en particular los viajes aéreos, es actualmente el mayor emisor de carbono en la industria del turismo. Tomar un solo vuelo puede producir más emisiones de las que algunas personas producen en todo un año. Cuando reserve sus próximas vacaciones, considere hacer un viaje más cerca de casa y explorar destinos nacionales.

2. Elige una aerolínea comprometida

Si es necesario que viajes por avión, entonces revise los compromisos y acciones ecológicas de la aerolínea para conocer sobre sus emisiones e iniciativas para reducir su impacto ambiental. Las aerolineas con flotas mas nuevas generalmente tambien son mas eficientes en combustible

3. Empaca ligera

Cuanto más pesado sea tu equipaje, más combustible se necesita para transportarlo en avión, autobús, coche o tren. Empaca tus maletas lo más liviano posible para reducir el uso de combustible y, por lo tanto, la cantidad de carbono emitida.

4. Quédate en alojamientos sostenibles

Cuando reserve un hotel, opte por uno que se dedique a reducir su huella de carbono. Hay muchas cosas que los hoteles pueden hacer para reducir sus emisiones: instalar accesorios y electrodomésticos de bajo consumo, utilizar energía renovable, automatizar el control de temperatura, obtener productos locales, participar en programas de protección ambiental, etc.

5. Sé consciente como huésped

Una vez que estés en el alojamiento utiliza lo más posible el aviso de “No molestar” para que no estén cambiando tus sábanas y toallas todos los días. Esta acción puede reducir significativamente las emisiones de carbono al limitar el uso frecuente de lavadoras, secadoras y aspiradoras.

6. Ahorra energía y agua

Al igual que debemos hacer en casa, hay que asegurarnos de apagar las luces, el aire acondicionado y calentadores de agua al salir de la habitación, así como desenchufar todos los aparatos electrónicos cuando no estén en uso.

7. Come local y evita desperdiciar comida

Cómo y dónde viene mientras viajas tiene un impacto en la comunidad local y el medio ambiente, y elegir la comida de manera consciente puede marcar una diferencia positiva.

Busca restaurantes que utilicen ingredientes sostenibles y de origen local, y/o que produzcan en el lugar. Por otro lado, no pidas más de lo que no comerás (sobre todo en esos hoteles todo incluido).

8. Usa el transporte público

En lugar de alquilar un coche, lo que conlleva el estrés por manejar en un lugar potencialmente desconocido y sobre todo la contaminación por su uso, procura utilizar transporte público desde y hacia el aeropuerto, y también en tu destino. Si puedes, camina o anda en bicicleta tanto como sea posible.

9. Busca cómo retribuir

Los viajes recreativos y los viajes responsables pueden combinarse. Cuando elijas tu destino e itinerario, considera que puedes desviarte, relajarte y también hacer algo para retribuir al lugar que visitas. Investiga acerca de iniciativas comunitarias de turismo que luchan contra el cambio climático. Puedes, por ejemplo, en algún momento de tu viaje, participar en el voluntariado de programas de reforestación locales o limpieza de playas.

10. Acampar… pero con responsabilidad

Siempre será una gran manera de estar en contacto con la naturaleza, sin embargo si no seguimos las medidas adecuadas, acampar también puede implicar un impacto negativo al ambiente. Antes de realizar un viaje de camping, recuerda que tu principal objetivo debe ser generar el menor impacto posible.

11. Que tus pasos no dejen huella

Modificar nuestros hábitos para hacer viajes cada vez más ecológicos es muy importante, pero esta conciencia ambiental debemos practicarla en todas partes y sobre todo en donde vivimos. Por ello, otra acción muy importante que aplica al viajar y en nuestra vida diaria es elegir productos de empresas comprometidas con el cuidado del planeta y la fabricación sostenible de sus productos. Una gran manera de reducir nuestra huella ambiental, es usar ropa y calzado que impacten lo menos posible al ambiente. Un ejemplo de que esto es posible son las botas y zapatos de Paruno, una empresa comprometida con el planeta.

Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.